martes, 25 de noviembre de 2014

Aguas turbulentas. Kat Falls




Autora: Kat Falls

Editorial: Pàmies

PVP: 17,95€

Páginas: 301

Encuadernación: tapa blanda con solapas






Sinopsis

Una cadena de terremotos ha sacudido la Tierra y regiones enteras han quedado sumergidas bajo el agua. Los humanos viven ahora hacinados en ciudades. Los únicos que poseen espacio propio son los habitantes del lecho marino, los Abisales. También los Sobs, que viven en Municipios —grandes ciudades-naves que surcan los mares—, y se dedican al comercio y al contrabando.

Ty siempre ha sabido que el océano es un lugar peligroso. Cada vez que se aventura fuera de los límites de la granja submarina de sus padres está preparado para hacer frente a toda clase de depredadores marinos: tiburones, calamares gigantes, orcas marinas... Pero para lo que no está preparado es para encontrarse con un Municipio encadenado a un avión hundido, con todos sus habitantes condenados a una tumba en el fondo del mar, y a que sus padres sean secuestrados por un grupo de Sobs cuando iban a vender su cosecha de algas.

Ahora, en una lucha desesperada contra el reloj por salvar la vida de sus progenitores, y con la ayuda de su amiga Gemma, deberá enfrentarse a políticos corruptos, criminales, los salvajes Sobs y alguna de las criaturas más mortíferas del océano.

Opinión personal

La primera parte de esta bilogía, Los abisales, me gustó muchísimo (podéis ver aquí mi reseña). No esperaba demasiado de él y me sorprendió gratamente con una historia original cuya ambientación me enamoró. No es de extrañar que empezase la lectura de esta segunda parte con muchísimas ganas. Aunque me ha gustado algo menos, sí que ha sabido mantenerme intrigada hasta el final.

En esta segunda parte, veremos qué ha sido de las vidas de Ty y Gemma. La trama arranca tres meses después de lo sucedido en Los Abisales, cuando nuestros dos protagonistas hacen un hallazgo sorprendente y muy peligroso que dará un vuelco a su realidad. Ty y Gemma encuentran un municipio encadenado a un avión hundido en las profundidades del océano.

Ty, además, deberá hacerle frente a la nueva situación política a la que los colonos se enfrentan, pues ahora tienen libertad para vender los productos de sus granjas a quien quieran... incluso aunque el trato sea con gente poco fiable.

La trama es simple, pero plagada de unos tintes políticos que me han gustado mucho. Mantiene la intriga hasta el final y consigue engancharnos. En Aguas turbulentas tendremos la oportunidad de conocer cómo es la vida para los sobs (diminutivo de población sobrante). Ya vimos en Los Abisales lo difíciles que tenían las cosas los colonos, pero vamos a comprobar también que para otros sectores las cosas no son mucho mejores.

La ambientación sigue siendo el punto más fuerte y llamativo de la novela. Los animales que surcan el océano, bestias peligrosas y temibles, tienen su espacio y protagonismo el Aguas turbulentas y han llegado a ponerme los nervios de punta en más de una ocasión. Kat Falls consigue dotar a estas bestias del aura terrorífica que se merecen.

En este libro visitaremos lugares del océano mucho más siniestros y oscuros que los que conocimos en el primer volumen de la historia, y también ha sido delicioso conocerlos. Algunas de las situaciones que veremos me han parecido crueles e inhumanas, pero ese enfoque le aporta realismo al libro.

Los personajes principales siguen siendo los mismos. Ty, su familia, Gemma y los habitantes del Specter. Pero además, hacen su entrada unos secundarios que me han sorprendido por lo bien que cumplen su función dentro de la trama. Son personajes bien construidos, otro punto más para Kat Falls.

Las pequeñas (pequeñísimas) dosis de romance que había en Los Abisales siguen evolucionando y tendrán su pequeño espacio dentro de Aguas turbulentas. No es nada empalagoso y es muy secundario en la historia, pero en un libro plagado de tensión y misterio se agradece el respiro que te da encontrarte de vez en cuando con una escena bonita y conmovedora que no va más allá. Además se trata de una relación que ha ido evolucionando de la amistad a algo más y se ve creíble, realista y maravillosa.

La tensión se mantiene hasta el final, la resolución de la trama ha conseguido sorprenderme, a pesar de no tener unos giros espectaculares. El desenlace me ha dejado buen sabor de boca pero también con alguna que otra duda.

Todo en la trama principal queda cerrado pero, teniendo en cuenta que hasta el momento no hay tercera parte a la vista (y sabiendo también que se publicaron en su idioma original en 2011, con lo que no creo que se publique un tercer libro), me ha molestado mucho que ciertas tramas secundarias se quedasen en el aire. También es posible que, ahora que Disney ha comprado los derechos cinematográficos de la historia, la autora decida que le apetece continuar y nos regale respuestas en una tercera entrega. Pero esto, insisto, son tan solo divagaciones mías.

Por lo demás, es un libro que merece la pena. Me gusta mucho su ambientación, les he cogido un cariño infinito a Ty, a Gemma y a los demás, me ha mantenido intrigada hasta el final y me ha deslumbrado otra vez con la visión del fondo del mar que nos ofrece.

Puntuación: 9

Agradecimientos a Ediciones Pamies por el ejemplar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recuerda: Mensajes en una botella , se alimenta gracias a tus comentarios. ¡Gracias!
Por favor, no dejéis links en los comentarios. Aquellos que contengan enlaces serán borrados.
Aviso: Los comentarios pidiendo links de descargas ilegales serán borrados.

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...