miércoles, 2 de octubre de 2013

Witch and Wizard: La tierra de las sombras. James Patterson y Ned Rust




Autores: James Patterson y Ned Rust

Editorial: Alfaguara

PVP: 15,95€

Páginas: 400

Encuadernación: tapa blanda con solapas






Sinopsis

ESCÚCHAME, no tenemos mucho tiempo.
Imagínate que todas las cosas que te gustan estuvieran prohibidas. Tus libros, tu música, tus películas, el arte… Que te lo hubieran quitado todo. Quemado.
Esa es la vida bajo el Nuevo Orden. Ahora, cada segundo que pasamos despiertos tenemos que luchar por las libertades que hemos perdido. Incluso nuestra imaginación está en peligro.
Y además nos acusan de ser criminales. Eso es. Wisty y yo somos los criminales más buscados del Nuevo Orden. ¿Qué crimen hemos cometido? Promover el pensamiento libre y la creatividad… Ah, y practicar la magia.
Pero espera… ¿Te has perdido? Voy a retroceder un poco…

Opinión personal

Estamos ante un libro que me ha mantenido pegada a sus páginas de principio a fin. Es una historia con mucha acción que me ha gustado más que su predecesora.

La historia comienza donde lo dejó el libro anterior, en la plaza donde iban a ajusticiar a Wisty. Pero alguien se sacrifica en su lugar, y los hermanos consiguen escapar. Así llegarán de nuevo a reunirse con la resistencia y a luchar contra el Único que es Único. Pero les están buscando, ambos han entrado a formar parte del elenco de criminales más buscados del Nuevo Orden.

Estamos ante un libro de muchos capítulos y muy cortos, de ritmo frenético que se lee en un suspiro. El primer libro de la saga tenía como coautora a Gabrielle Charbonnet y en este segundo la sustituye Ned Rust. Me ha llamado la atención que no se ha notado nada el cambio de manos en la escritura comparándolo con el primer volumen ni tampoco se nota el cambio de estilo entre James Patterson y Ned Rust.

El libro me ha gustado tanto por un motivo simple: hay grandes dosis de acción, narrada por la mágica pareja de hermanos Whit y Wisty Allgood. No tendremos ni un momento de pausa, los personajes siempre están en movimiento y cuando no, la tensión y el peligro hacen el resto.

Hay más magia que en libro anterior y eso ha supuesto un plus para la historia. Las descripciones son también mejores (o esa impresión me ha dado) y permiten que nos metamos en la historia con mayor facilidad.

En cuanto a personajes, seguimos teniendo los mismos prácticamente que en el libro anterior. Algunos cobran mayor importancia. Me ha gustado, personalmente, el papel de Byron, alias la comadreja, en esta segunda parte. Cobra mayor importancia y no sabremos nunca de qué lado está realmente. Además, en algunas ocasiones la historia se nos narra desde una perspectiva externa a la de los hermanos Whit y Wisty, por lo que contaremos con una visión más amplia de la historia y comprenderemos mejor a algunos personajes (entre ellos, Byron).

Whit y Wisty parecen haber madurado a marchas forzadas desde el primer libro y eso me ha gustado. Wisty aún tiene de vez en cuando algún arrebato que delata que se trata de una niña, pero cada vez son menos frecuentes, afortunadamente. Siguen siendo dos adolescentes, dos niños separados de sus padres, pero las circunstancias de sus vidas y todo lo que el Nuevo Orden les ha impuesto han hecho que ellos se vean obligados a ser más fuertes.

El Nuevo Orden es un gobierno cruel y el autor nos hará partícipes de sus maldades pero sin recrearse en ellas. Es, en mi opinión, un punto a favor del libro que podamos ser testigos de las atrocidades que comete el gobierno para salir indemne de la guerra que se les viene encima. Y que lo hagamos desde el punto de vista de Wisty o Whit me parece un acierto, porque ellos lo están sufriendo en sus propias carnes. También me gusta el hecho de que no se recrea en las escenas desagradables más de lo necesario.

El ritmo de la historia es muy rápido, iremos pasando las páginas a una velocidad de vértigo sin darnos cuenta de que estamos tan atrapados. Como la acción no decae, no hay momento para aburrirse y antes de que nos demos cuenta, la trama habrá pegado un giro de 180º seguido de otro de 90º y nosotros estaremos asombrados de que, a pesar de tanta vuelta, no haya perdido ni un ápice de cohesión.

El autor ha aprovechado este segundo libro para ir cerrando algunas tramas secundarias y para ir allanando el terreno hacia algo más grande en los siguientes libros. Yo lo espero con impaciencia, pues el final, aunque un poco precipitado (hay un nuevo giro en la trama que nos dejará suspirando por saber más), es impactante y adictivo.

Puntuación: 8,5
Agradecimientos a Alfaguara por el envío del ejemplar


¿Qué os parece? ¿Lo habéis leído?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recuerda: Mensajes en una botella , se alimenta gracias a tus comentarios. ¡Gracias!
Por favor, no dejéis links en los comentarios. Aquellos que contengan enlaces serán borrados.
Aviso: Los comentarios pidiendo links de descargas ilegales serán borrados.

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...